¿Por qué hay tantas religiones?

¿Te has preguntado... Por qué hay tantas religiones si hay un solo Dios?
¿Has leido en tu biblia los mandamientos de Dios?

No necesitamos de un teologo para interpretarlos. Dios los hizo para que todos los entendieramos.

La enseñanza de toda religión cristiana debe basarse en la palabra de Dios, y todas las Biblias son semejantes en lo fundamental de sus enseñanzas.
Hay versiones que tienen más libros que otras no incluyen pues los consideran no inspirados, no citados por Jesús ni los Apóstoles, no existentes en el canon hebreo antiguo.
Pero todas enseñan lo mismo con respecto al conocimiento fundamental de Dios para sus hijos.


Divisiones entre los cristianos
Uno de los motivos más importantes de división entre los cristianos, se da con respecto a su posición ante los Mandamientos de Dios. Puedes encontrar los mandamientos de Dios en cualquier Biblia:
Éxodo 20.1–17
Éxodo 31.18
Éxodo 32.15–16
Deuteronomio 5.1–21


Los mandamientos de Dios
Presta atención a los primeros mandamientos y te darás cuenta del por qué de las divisiones más importantes entre los cristianos.

Entonces pronunció Dios todas estas palabras diciendo:
  1.- “Yo, Yahveh, soy tu Dios, que te he sacado del país de Egipto, de la casa de servidumbre. No habrá para ti otros dioses delante de mí.
  2.- No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te postrarás ante ellas ni le darás culto, porque Yo Yahveh, tu Dios, soy un Dios celoso, que castigo la iniquidad de los padres en los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me odian, y tengo misericordia por millares con los que me aman y guardan mis mandamientos.
  3.- No tomarás en falso el Nombre de Yahveh, tu Dios; porque Yahveh no dejará sin castigo a quien toma su nombre en falso.
  4.- Recuerda el día del sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás todos tus trabajos, pero el día séptimo es día de descanso para Yahveh, tu Dios. No harás ningún trabajo, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu ganado, ni el forastero que habita en tu ciudad. Pues en seis días hizo Yahveh el cielo y la tierra, el mar y todo cuanto contienen, y el séptimo descansó: por eso bendijo Yahveh el día del sábado y lo hizo sagrado.
  5.- Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que Yahveh, tu Dios, te va a dar.
  6.- No matarás.
  7.- No cometerás adulterio.
  8.- No robarás.
  9.- No darás testimonio falso contra tu prójimo.
  10.- No codiciarás la casa de tu prójimo, ni codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo.”
  Éxodo 20.1–17


Diferencias en las enseñanzas
¿Has notado que los cuatro primeros mandamientos muchos los enseñan distintos?
Ocurre que los Mandamientos de Dios son iguales en todas las Biblias de todas las religiones.
Pero algunos los enseñaron distintos.
Es decir, los han cambiado por otros que difieren con los que están escritos en las diferentes Biblias.
¿Consideras que es pecado cambiar los Mandamientos, la Ley de Dios?
¿Te atreverías a enseñarlos distintos, a tu manera haciendo creer que son los Mandamientos de Dios, cuando no lo son?
¿Cómo decís: “Somos sabios y poseemos la ley de Yahveh”? Cuando es bien cierto que en mentira la ha cambiado el cálamo mentiroso de los escribas… He aquí que han desechado la palabra de Yahveh y su sabiduría ¿de qué le sirve? (Jeremías 8.8-9)

Si preguntas a un sacerdote en la Iglesia Católica...
¿Por qué cambiaron los mandamientos adoctrinando a los fieles, desde niños, con una enseñanza tan distinta a la que Dios espera que reciban sus hijos?
Seguramente recibirás algunas de estas respuestas:
- "Jesús anuló los Mandamientos.”
- "Los Mandamientos eran solo para los Israelitas."
- "En el Nuevo Testamento, los Mandamientos son otros."

Entonces podrás seguir preguntando más aún...
¿Por qué nos enseñaron los Mandamientos de Dios para seguirlos, si estaban anulados?
¿Por qué nos los dieron, si sólo eran para los Israelitas?
¿Los Mandamientos, son otros en el Nuevo Testamento?

Jesús dijo:
“No penséis que he venido a abolir la ley y los profedas.
No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.
Sí, os lo aseguro: el cielo y la tierra pasarán antes que pasen una i o una tilde
de la ley sin que todo suceda.”

Mateo 5.17-19


En busca de la verdad
¿Sabes que Dios y Jesús nos mandan a examinar su palabra y comprobar en ella
si lo que nos enseñan es verdad?

Muchas veces aceptamos las enseñanzas...
1.- Porque no conocemos la Palabra de Dios.
2.- Porque creemos en la persona que nos habla por sus méritos, estudios, títulos, cargos o por ser alguien bueno.
3.- Porque vemos que muchos afirman las mismas creencias, y nos decimos a nosotros mismos “no puede ser que sean tantos los equivocados y por tanto tiempo.”
4.- Porque nuestra familia cree de esa manera... etc.

“...y aceptaron la Palabra de todo corazón.
Diariamente examinaban las Escrituras para ver si las cosas eran así.”

Hechos 17.11

Jesús dijo:
“Padre... las Palabras que tú me diste se las he dado a ellos,
y ellos las han aceptado...”

Juan 17.8


Una sola y gran Verdad
¿Has notado que los dos primeros Mandamientos se refieren a las imágenes?
¿Te has dado cuenta de que Dios ordena claramente no darle culto porque El aborrece eso?

Si amamos a Dios con todo nuestro corazón, alma y mente:
1.- No tendremos otros dioses delante de Él.
2.- No daremos culto a las imágenes.
3.- No tomaremos en falso su Nombre.
4.- Recordaremos el día sábado para santificarlo.

Si amamos al prójimo como a nosotros mismos:
1.- Honraremos a nuestros padres.
2.- No mataremos.
3.- No cometeremos adulterio.
4.- No robaremos.
5.- No daremos falso testimonio contra el prójimo.
6.- No codiciaremos la casa, ni la mujer, ni el siervo, ni el buey, ni el asno, ni nada que sea del prójimo.

¿Te das cuenta que Jesús no eliminó ni cambió los diez Mandamientos?
Además dio un mandamiento nuevo para que se distingan sus discípulos:
“...Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros”.
Juan 13.34-35

Jesús dijo que “RESUMIÓ” los mandamientos de Dios, que los fundamentó en dos
pero no cambió los mismos.
"Maestro, ¿cuál es el Mandamiento mayor de la ley?
El le dijo: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.
Este es el mayor y el primer Mandamiento.
El segundo es semejante a éste:
Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos Mandamientos pende toda la Ley los Profetas.”

Mateo 22.36–40

Nuestras faltas a los Mandamientos de Dios las pagó Jesús.
Lo hizo muriendo en la cruz, derramando su sangre por nosotros.
Teníamos que morir por desobedecer la Ley y El lo hizo por nosotros, en nuestro lugar.

“Estábamos destituidos de la gloria de Dios por cuanto todos pecamos.”
Romanos 3.23

“El ha sido herido por nuestras rebeldías, molido por nuestras culpas.
El soportó el castigo que nos trae la paz y por sus heridas hemos sido curados.”

Isaías 53.5

Al morir y resucitar, venció la muerte y al Diablo.
“…para aniquilar mediante la muerte al señor de la muerte, es decir, al Diablo,
y libertar a cuantos, por temor a la muerte, estaban de por vida sometidos a la esclavitud.”

Hebreos 2.14–15

Dios tendrá en cuenta sus mandamientos hasta los últimos tiempos, hasta siempre; como podemos ver en todo el Nuevo Testamento y aún en el Apocalipsis (tiempos finales):
“Satanás se fue a hacer la guerra a los que guardan los mandamientos de Dios y
mantienen el testimonio de Jesús.”

Apocalipsis 12.17

Cuando los ángeles anuncian la hora de juicio dice el Señor:
“Aquí se requiere la paciencia de los santos, de los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”
Apocalipsis 14.12

Jesús es el Salvador, pues nos salvó de la muerte eterna para darnos vida y vida en abundancia.
Nadie que ame al Señor cambia sus Mandamientos, los guarda.
“Pues en esto consiste el amor de Dios:
En que guardemos sus Mandamientos y sus Mandamientos no son pesados,
pues todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo.
Y lo que ha conseguido la victoria sobre el mundo es nuestra fe.”

1 Juan 5.2–4

¿Crées que el hombre necesita de una imagen para creer más y ser escuchado?
Casi todos creíamos que a Dios le complacía que tengamos imágenes y le diéramos un lugar especial en nuestra fe.
Fue una sorpresa al leer en su Palabra, que a eso, Dios le llama: “Idolatría” y para El, es un pecado que no nos deja vivir en su bendición porque el Señor esconde su rostro; pues aborrece esas prácticas.

“Maldito el hombre que haga un ídolo esculpido o fundido,
abominación de Yahveh, obra de manos de artífice.”

Deuteronomio 27.15

"Apasionados del mal son y dignos de tales esperanzas los que las crean,
los que las codician, los que las veneran.”

Sabiduría 15.6

“Porque las costumbres de los gentiles; son vanidad; un madero del bosque,
obra de manos del maestro que con el hacha lo cortó,
con plata y oro lo embellece, con clavos y a martillazos se lo sujeta para que no se caiga.
Los ídolos parecen espantapájaros en un campo sembrado de melones; no pueden hablar,
y hay que cargar con ellos porque no caminan. No le tengáis miedo, que no hacen ni bien ni mal.
Señor, no hay como tú; grande eres tú, tu Nombre grande en poderío.
Todos a la vez son estúpidos y necios lección de madera la que dan los ídolos.
Todo hombre es tardo para comprender se avergüenza del ídolo todo platero
porque sus estatuas son una mentira y no hay espíritu en ellas.
Vanidad son, cosa ridícula; al tiempo de su visita perecerán.
No es así el Dios de Jacob. El Señor Todopoderoso es su Nombre.”

Jeremías cap.10

“Bendito el leño que llega a ser instrumento de justicia.
Pero maldito el ídolo hecho por mano de hombre; maldito él y su hacedor.
Este porque lo fabricó; aquel porque, siendo cosa corruptible, fue llamado dios.
Dios aborrece por igual al malvado y a su maldad, la obra y el que la hace serán castigadas.”

Sabiduría 14.7-10

¿Crées encontrar a Dios en un santuario?
“El Dios que hizo el mundo y todo lo que hay en él que es Señor del cielo y de la tierra, no habita en santuarios fabricados por manos de hombres; ni es servido por manos humanas, como si de algo estuviera necesitado...
Si somos, pues del linaje de Dios no debemos pensar que la Divinidad sea algo semejante al oro, la plata o la piedra, modelados por el arte y el ingenio humano.
Dios, pues, pasando por alto los tiempos de la ignorancia, anuncia ahora a los hombres que todos y en todas partes deben convertirse.”
- Hechos 17.24-25 y 29-30

Ni le darás culto...
Seguramente te han dicho que puedes venerarlas y que eso no significa darle culto, pues esto, es algo más de lo que se practica. Entonces ¿Qué más se puede practicar con una imagen si el venerarla es...
- Colocar flores a su lado y prenderle velas.
- Arrodillarse frente a ella para rezar.
- Colgarla en la pared.
- Hacer un nicho o capillita colocándola allí.
- Llevarla a pasear de casa en casa o por la ciudad.
- Esperar que venga de otro pueblo.
- Saludarlas con pañuelos y aplausos.
- Besarla y hacer que otros la besen.
- Llorar frente a ella.
- Colgarla en el cuello o en la muñeca, para ser protegido por ella.
- Viajar para tocarla, recibir sanidad o bendición.
- Etc...?

Si todo esto es venerar imágenes. ¿Qué es darles culto? ¿Qué es adorarlas?
Jesús dijo que los discípulos debían...
“enseñar a guardar todo lo que Yo os he mandado.
Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.”
Mateo 28.20

“En verdad, en verdad os digo: si alguno guarda mi Palabra, no verá la muerte jamás.” - Juan 8.51

Es decir que el Señor está todos los días hasta el fin del mundo con sus discípulos si éstos enseñan todo como El mandó.
“Todo el que se excede, el que va más allá de lo que Cristo enseñó, no posee a Dios.
El que permanece en lo que Cristo enseñó, ese posee al Padre y al Hijo.”
- 2 Juan 9

Así es como al venerar imágenes, vamos más allá de lo que Cristo enseñó y, por eso según Dios mismo, El se aleja de nosotros.
¿Le hablarías a tu esposo, esposa, hijos, etc. a través de una foto si él estuviera en persona, cerca de ti?
Sería como faltarle el respeto...
Del mismo modo, Jesús está cerca de ti (quizás en tu corazón) y tú, sin ver la presencia real del Señor, miras su imagen y le dices: “...ayúdame, necesito trabajo, te doy gracias... etc.”

Te diriges a un papel o un yeso, estando Dios presente, a través de su Espíritu Santo en medio de todos nosotros.
Para Dios el hecho de que le hables a un papel o yeso es más que una falta de respeto, pues para Él ,es un acto que nos lleva a la perdición.
Jesús nunca hizo algo semejante, ni los apóstoles, ni los que realmente son siervos de Dios, porque los que lo son no pueden salir del reglamento de Dios es decir de su Palabra (que es Vida y Verdad) para adoctrinar.
Dios no quiere que nos guiemos por sensaciones sentimientos, emociones, sino por su Palabra, por su conocimiento.

“...dieron los hombres a piedras y leños el Nombre Incomunicable.
Luego no bastó errar en el conocimiento de Dios... que a tan graves males le dan el nombre de paz.”
Sabiduría 14.22

¿Todos los milagros son siempre de Dios?
- ¿Puede uno sanarse visitando una imagen, santuario, etc.?
- ¿Puede una imagen hablar?
- ¿Puede una imagen llorar, caminar, aparecerse por si sola?

En el AntiguoTestamento Dios mandó hacer imágenes para adorno (ángeles, animales, flores) pero en ese mismo lugar colocó los Diez Mandamientos que prohíben dar culto a esas imágenes. Éxodo capítulos 25 – 31.
Una vez Dios mandó hacer una serpiente de bronce, que sanaba a todos los que la miraban pero cuando el pueblo le dio culto Dios la mandó romper. Números 21.6 – 9 // 2 Reyes 18.3-4

Al recurrir a la Biblia descubrimos que toda imagen a la que se le rinde culto, es instrumento del Enemigo pues está en falta con los mandamientos de Dios. Por lo tanto, todo lo que provenga de esas prácticas no es de Dios, así hable, llore, camine, haga milagros, aparezca por si sola,...etc.
Las apariciones conocidas de supuestos Santos, Vírgenes o Cristos, (Cristo de los Milagros, Sagrado Corazón, Jesús de la Divina Misericordia, “Jesús en vos confío”, “Mírame y serás salvo”, Virgen de Fátima, de Lourdes, de Itatí, Negra, del Rosario...etc.
Piden: consagración, devoción, rezos, rosarios, cultos, ritos, capillas, templos,...etc. Hasta permiten que la gente se incline ante ellas y todo esto descubre al enemigo en dichas apariciones.

Le lleva consigo el Diablo a un monte muy alto,
le muestra todos los reinos del mundo y su gloria, y le dice:
“Todo esto te daré si postrándote me adoras.”
Dícele Jesús: “Apártate, Satanás, porque está escrito:
al Señor tu Dios adorarás y solo a el darás culto.
Entonces el Diablo se aleja.”

Mateo 4.8-10

Uno cree en los milagros que no se apoyan en la Biblia porque el diablo usa un poder seductor, y engaña con apariencias de figuras agradables, bondadosas, que hacen buenas obras, hablan de Dios, de Jesús, de la Biblia... pero que para Dios son maldades, pues tuercen su Palabra, apartándonos de la Verdad que nos hubiera salvado.

“El influjo de Satanás, estará señalado, con toda clase de señales,
prodigios engañosos, y todo tipo de maldades, que seducirán a los que se han de condenar
por no haber aceptado el amor de la verdad que les hubiera salvado.
Por eso Dios les envía un poder seductor que les hace creer en la mentira,
para que sean condenados todos cuantos no creyeron en la verdad y prefirieron la iniquidad.”

2 Tesalonicenses 2.9-12

En Apocalipsis capítulo 13 dice que la Bestia seduce haciendo una imagen que tiene poder para hablar y que llega a lograr que la adoren, perdiendo los que la hacen, su salvación.
Dios sabía de la debilidad del hombre por eso advirtió:
“Tened mucho cuidado de vosotros mismos, pues no visteis figura alguna el día que Yahveh habló...no os corrompáis y hagáis para vosotros escultura, imagen alguna de cualquier representación que sea, figura masculina o femenina... no vayas a dejarte seducir y te inclines ante ellos para darles culto.” - Deuteronomio 4.15-19

Una persona quiso arrodillarse frente a San Pedro pero el santo le ordenó que se levante y eso que él estaba vivo, no era una imagen ni una estatua...

“Cuando Pedro entraba, salió Cornelio, y cayó postrado a sus pies.
Pedro le levantó diciéndole: “Levántate, que yo también soy un hombre.”
Hechos 10.25-26

San Juan dijo: “...me postré a sus pies para adorarle, pero el me dice: No, cuidado; yo soy un consiervo tuyo y de tus hermanos que mantienen el testimonio de Jesús. A Dios tienes que adorar...” - Apocalipsis 19.10

“Yo, Juan, fui el que vi y oí esto.
Y cuando lo vi y lo oí, caí a los pies del Ángel que me había mostrado todo esto, para adorarle.
Pero él me dijo: No, cuidado; yo soy un siervo como tú y tus hermanos los profetas,
y los que guardan las palabras de este libro. A Dios tienes que adorar.”

Apocalipsis 22.8-9

“Yo, Yahveh, ese es mi Nombre, mi gloria a otro no cedo, ni mi alabanza a los ídolos.”
Isaías 42.8

La Virgen María, los santos, los ángeles que son fieles a Dios, no aceptan la gloria ni el culto que el hombre le quiso rendir y que solamente a Dios le corresponde.
¿Quién intercede entre Dios y los hombres?
Jesús dice: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, nadie va al Padre sino por mí.” - Juan 14.6

¿Crees que la virgen María o cualquiera de los santos interceden entre Jesús y los hombres?
Esta pregunta nos lleva a seguir buscando la verdad en Dios al respecto.

“Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad.
Porque hay un solo Dios y un solo Mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo, que se entregó a sí mismo
como rescate por todos.”

1 Timoteo 2.5–6

“Jesús puede salvar perfectamente a los que por Él se llegan a Dios,
ya que está siempre vivo para interceder en su favor.”

Hebreos 7.25

Dios nos dio un solo Mediador e Intercesor (aunque ambos términos se conocen como sinónimos).
Dios dice: ...que Jesús es el único mediador. - 1 Timoteo 2.5 ...que Jesús es el intercesor. - Hebreos 7.25 // Romanos 8.34 ...que el salva a los que por Jesús van a Dios. - Hebreos 7.25 ...que Jesús es el Camino y que nadie va al Padre sino por Jesús. - Juan 14.6

La enseñanza de que puede haber otro intercesor que no sea Jesús es un engaño. La Virgen María no fue desobediente a Dios, por eso, no puede ser ella la que habla en imágenes, pues aún siendo bendita entre todas las mujeres, Dios no le autoriza, en su Palabra a hablar por imágenes, en apariciones llamando a hacer un santuario a su nombre y piden culto.. “Mediadora de todas las gracias” como se la llama.
En las letanías de la Virgen María se le adjudican títulos que Jesús nos muestra claramente en su Palabra que le pertenecen a El.

Por ejemplo:
- “Estrella Radiante de la Mañana.” (Letanías de la V.M.)
Jesús dice: "Yo soy la Estrella Radiante de la Mañana." - Apocalipsis 22.16

- Virgen María, “Puerta del cielo.” (Letanías de la V.M.)
Jesús dice: “Yo soy la Puerta; si alguno entra por mí será salvo.” - Juan 10.9

- Virgen María, “Reina del Cielo.” (Letanías de la V.M.)
Reina del Cielo era una diosa satánica. - Jeremias Cap.44

Se afirma que la Virgen María ascendió al cielo sin pasar por la muerte. Fue arrebatada aunque es un hecho que no figura en la Biblia (tanto en la que usan evangélicos como católicos).

“Henoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó”.
Génesis 5.24

“Por la fe, Henoc fue trasladado, de modo que no vio la muerte y no se le halló,
porque le trasladó Dios”.

Hebreos 11.5

“Iban yendo mientras hablaban, cuando un carro de fuego con caballos de fuego
se interpuso entre ellos y Elías subió al cielo en el torbellino”.

2 Reyes 2.11

Así es como Henoc y Elías subieron al cielo sin pasar por la muerte. Fueron arrebatados. Seguramente Henoc, Elías y María hablan con Dios o con Jesús en el cielo. Pero nosotros no podemos hablar con ellos porque Dios nos enseña todo lo contrario.
Tampoco podemos pedirle a un santo, porque no son intercesores ni mediadores. Además caemos en el espiritismo al recurrir a alguien que murió.

“No ha de haber en ti nadie que haga pasar a su hijo o hija por el fuego,
que practiquen adivinación, astrología, hechicería o magia, ningún encantador
ni consultor de espectros o adivinos, ni evocador de muertos.
Por que todo el que hace estas cosas es una abominación para Yahveh, tu Dios...”

Deuteronomio 18.10-12

Samuel fue profeta de Dios.
“Cabalmente hay un hombre de Dios. Es hombre acreditado. Todo lo que dice Samuel se cumple con seguridad.” - 1 Samuel 8.6

Cuando Samuel murió, Saúl quiso hablar con él, entonces Dios lo castigó con muerte por haber evocado a un muerto.
Puedes leer toda la historia en 1 Samuel 28 y 1 Crónicas 10.13-14. Dios no acepta que tengamos como intercesor a nadie, sea un familiar fallecido, un santo muy bueno, una santa o la Virgen María.

“Dios quiere que todos lleguen al conocimiento de la Verdad:
porque hay un solo Dios y también un solo Mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo”.

1 Timoteo 2.5

Por eso cada vez que quieras llegar a Dios con tu oración, háblale en el Nombre de Jesús.

“...De cierto, de cierto os digo: que todo cuanto pidiereis al Padre en mi Nombre, os lo dará.
Hasta ahora nada habéis pedido en mi Nombre, pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.”

Juan 16.23–24

Tendrás victoria en la oración abandonando lo que a Dios no le agrada:
- La idolatría.
- La hechicería.
- El curanderismo (parapsicología).
- El Espiritismo.
- Las falsas “intercesiones”.

Recurre a Dios en el Nombre de Jesús!!

“Gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.”
1 Corintios 15.57

“Todas las promesas de Dios son Sí en Cristo.”
2 Corintios 1.20

Así es como la realidad nos muestra que el problema mas grande que tiene la gente no es interpretar la Biblia sino obedecerla.
Y es por eso que habiendo un solo Dios hay tantas religiones, porque en muchos aspectos, además del que hablamos, su Palabra ha sido cambiada por leyes de hombres, por tradiciones y preceptos humanos que ni se asemejan y contradicen a Dios.

La única verdad es la palabra de Dios

Jesús dice:
“Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, nadie va al Padre sino por mí.” - Juan 14.6
“La Palabra de Dios es la Verdad.” - Juan 17.17
“Jesús es el Verbo, la Palabra de Dios.” - Juan 1.14
“Se llama Fiel y Veraz...su Nombre es: La Palabra de Dios.” - Apocalipsis 19.11-13

Para el Señor, su Palabra es alimento no adulterado, bueno para vida abundante y vida para siempre.
Cuando uno conoce la Palabra de Dios como:
“...las Sagradas Letras, que pueden darte la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús.
Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia.”

2 Timoteo 3.15-16

Y se da cuenta que hay...
“...ciegos que guían a ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, los dos caerán en el hoyo.”
Mateo 15.14

Entonces: quiere dejar el yugo de ignorancia que excluye de la Gloria de Dios (Efesios 4.18).
“Y conocer a Dios y a su Hijo Jesús para ser salvo.” - Juan 17.3

Por eso, si te encuentras en prácticas que a Él no le agradan es necesario abandonarlas para seguir una vida en obediencia a las enseñanzas de nuestro Padre.
Sabía el Señor que los hombres, los maestros, podrían mentirnos. Por eso, cuando había llegado su hora, Jesús oró al Padre para que su Palabra sea aceptada por cada cristiano y así todos podríamos ser uno, como Él y su Padre.

Es triste saber que muchos están aceptando una Palabra de hombres creyendo que es Palabra de Dios.
El cristianismo no es una denominación especial sino una relación con la persona de Jesucristo. Jesús, el de la Biblia, que es la Palabra de Vida y vive para siempre con su presencia nos hace nacer de nuevo, nos convierte, nos llena de amor y de bendición hasta que sobreabunde.

Jesús, el que nos hace comprender el verdadero sentido de la vida...
La mejor elección en la vida es, entregarnos a El y compartir la fe verdadera con la mayor cantidad de hombres y mujeres con que se pueda hacerlo y sin duda alguna, en UNIDAD, porque todos los que aman la Palabra de Dios y la guardan día a día, están siendo uno por Dios, como Jesús se lo pidió.

Todos los que reciben la Palabra de Dios tienen derecho a ser llamados hijos de Dios (Juan 1.12)
Es maravilloso que su Palabra sea vida en nosotros y seamos felices teniendo comunión con quien dio su vida por nosotros dándonos ejemplo para que sigamos sus pisadas.
Un ejemplo de obediencia, obediencia hasta la muerte y muerte de cruz; para que por eso Dios le otorgue el Nombre que está sobre todo nombre, para que al Nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es Señor para gloria de Dios Padre (Filipenses 2.6–11).

Recibir a Jesús en tu corazón.
“El que me ama guardará mis mandamientos y mi Padre le amará y vendremos a él y haremos morada en él.”
Juan 14.23

“Jesús es autor de salvación de todos los que le obedecen.”
Hebreos 5.9

La siguiente oración hará que Jesús habite en tu corazón y te ayudará en todo porque Él siempre quiere lo mejor, para ti y para todos.

Señor Jesús:
Gracias porque me amas. Te necesito en mi vida. Te abro la puerta de mi corazón y te recibo.
Perdóname por no ser como Tú quieres. Ayúdame.
Quiero seguir tus enseñanzas. Quiero serte fiel. Tú conoces mi corazón.
Alabado seas por siempre. Amén.

Padre Nuestro,
te damos gracias por todos los que creen en Jesús y aceptan tu Palabra.
Que todos seamos uno, no importa la denominación en que nos encontremos.
Que Cristiano sea nuestro título más alto, a causa de tu perdón comprado en la cruz.
Gracias Señor. Alabado seas por siempre en el Nombre de Jesús.
Amén.

Arriba↑ 

Iglesia Cristiana Carismática
Chaco: Pcia. Roque Sáenz Peña: Tel.: 0364-4426461 - Cel.: 0364-154 615324/
Resistencia: Tel.: 0362-4485348 - Cel.: 0362-154 871915/
Tres Isletas: Cel: 0364-154 676753 - 0364-154 335635/
Quitilipi: Cel.: 0364-154 382493 - 0364-154 311476/
Mendoza: Tel: 0261-4273894 - Cel: 0261-15 6203297
E-mail: [email protected]